Consejos para encontrar tus apuntes en un tris

¿Eres de los que guardan todos los apuntes sin seguir una pauta y luego no encuentras lo que buscas? Hoy te traemos una serie de consejos para ordenar tus apuntes. 

Ordena de manera cronológica y por temas

Es fundamental tener un temario completo y perfectamente ordenado para estudiar y afianzar conocimientos.

Organiza todos tus apuntes por asignaturas, temas y fechas para que luego no te hagas un lío a la hora de ponerte manos a la obra. Así tampoco perderás tiempo a la hora de localizar según qué contenidos. 

Elementos de organización en el hogar

Hay muchos materiales y maneras de colocar los apuntes en tu zona de estudio o trabajo para que los encuentres rápidamente. Atento. 

  • Bandejas o archivadores

Las bandejas ayudan a colocar grandes tochos de apuntes. Por ejemplo: cada bandeja puede contener lo que tienes que estudiar esa semana por materias; cada bandeja es una materia o un día de semana. 

También puedes poner en la primera bandeja los apuntes que más vas a utilizar en los próximos días y en las siguientes bandejas el resto de temas que necesitarás a largo plazo. 

Aprovecha la última bandeja para tener siempre folios a mano que puedas utilizar para imprimir, hacer resúmenes, esquemas,...

  • No juntes los esquemas con los resúmenes

Destina un cuaderno para elaborar los esquemas de cada resumen.  ¿Cómo? Primero lee tus apuntes, después realiza un resumen y finalmente haz un esquema de conceptos o ideas que te entre visualmente. Verás que te ayuda a recordar. Al hacerlo en un cuaderno, siempre tendrás todos los esquemas a mano para repasar. 

  • Colorines

Las carpetas de colores y las etiquetas suelen ser tu mejor compañero porque permiten encontrar los apuntes a simple golpe de vista. Puedes organizarlos por asignaturas y utilizar etiquetas con el nombre para que la búsqueda cuando los necesites sea todavía más rápida.

  • Archivadores

En relación con los apuntes viejos, una buena opción son las carpetas de anillas o tipo acordeón porque permiten archivar los apuntes en grandes secciones, con etiquetas en el caso de las de acordeón o una hoja con el título en el caso de las de anillas, y así tener claro qué es lo que tienes archivado para organizarlo y guardarlo.

No obstante, ¡no guardes todo! Solo aquello que sepas que en un futuro te podrán hacer falta o porque tengas cierto valor emocional. Sino te tirarás de los pelos a la hora de buscar entre tanto papeleo. 

 

0
Feed

Dejar un comentario