La impresión en gran formato

Para los que no saben exactamente lo que es, la impresión en gran formato es aquella cuyo espacio de trabajo es mucho mayor que el utilizado en los formatos DIN. Se suele utilizar para imprimir carteles, vallas y señalización. Si quieres obtener buenos resultados, deberías trabajar con una resolución de 300 píxeles por pulgada y con colores CMYK.

Es tipo de impresión ha mejorado bastante en los últimos años. Por eso a continuación vamos a compartir contigo una serie de factores a tener en cuenta. Existen 4 elementos que debemos conocer para obtener mejores resultados:
El formato: se debe elegir el más apropiado dependiendo del proyecto que vayamos a realizar.
El tamaño: la finalidad de esta impresión es que se vea a una gran distancia, por lo que la fuente utilizada será acorde con esto.
La resolución de las imágenes: igual que pasa con el tamaño, la resolución también es imprescindible para que las imágenes no pierdan calidad y no se distorsione la realidad.
El color: en este tipo de impresiones se suelen utilizar impresoras de chorro de tinta, conocidas como inkjet, consiguiendo mejores resultados si se trabaja con colores CMYK. Permiten conseguir una gama más amplia de colores RGB.

0 0
Feed