Los vinilos no pasan de moda

Si estás pensando cambiar la decoración de tu hogar y no tienes mucho presupuesto, apuesta por los vinilos.

Este producto no es caro y hay tanta variedad, que te servirá para decorar una habitación, adornar el salón, darle un toque diferente a la cocina e incluso hacer de tu baño un lugar divertido.

Hay miles de diseños, tamaños y colores, por lo que no es difícil encontrar el que más de adapta a tus preferencias decorativas. Además, el vinilo es barato. Si lo comparamos con lo que pueden costar los servicios de un pintor o diseñador, o con el precio de todos los botes de pintura que se pueden necesitar para una habitación, su apuesta no supone una ruina.

Respecto a su modo de empleo, es tan fácil como pegar una pegatina. Los vinilos vienen con un papel protector que hay que retirar justo antes de ponerlos sobre la pared. Se recomienda ir quitándolo poco a poco mientras se pasa un pañuelo sobre el vinilo para que se fije bien y no quede arrugado.

Los vinilos no sólo los puedes utilizar para decorar una pared, se pueden convertir incluso en mensajes 'recordatorios' o usarse para transformar muebles o adornar puertas. Hay quiene los coloca sobre el suelo para crear juegos.

0
Feed

Dejar un comentario