La primera fotocopia de la historia

Si no conoces cuáles fueron los orígenes de las fotocopiadoras, desde Copias Prado queremos sacarte de dudas para que conozcas un poco más todo sobre esta máquina.

Este invento se lo debemos a un científico llamado Chester Floyd Carlson quien en 1938, en Astoria (un barrio de Queens – Nueva York), creó la primera muestra de xerografía. Simplemente fue un trozo de papel con unos caracteres borrosos impresos, pero que cambiaron el mundo. Lo que llevó a Carlson a poder hacerlo fue pensar cómo podía transferir imágenes de un papel a otro utilizando la luz y la electricidad.

Al principio nadie le hizo mucho caso y muchas empresas dejaron pasar la oportunidad de empezar en el mundo de las fotocopiadoras, hasta que en 1944 llamó la atención de los laboratorios Battelle, que poco después pasó a llamarse Xerox Corporation.

La primera fotocopiadora la encontramos en el año 1949 y desde finales de los años 50 todo el mundo se llenó de fotocopiadoras.

El método que Carlson empleó es el que siguen hoy en día las fotocopiadoras pero de una manera más sofisticada y refinada. Aquel experimento de xerigrafía, que en un principio parece insignificante, ha sido el origen de una industria millonaria.

image-1068912-minion-1724905_960_720-9bf31.jpg

Archivos